En el parque infantil, hay siete elementos de juego fundamentales que ayudan a los niños no solo a desarrollarse físicamente, sino también en las áreas de desarrollo cognitivo, adaptativo, social y emocional, en este sentido, las actividades en el parque infantil juegan una parte fundamental en su día y en su desempeño en el colegio, sabiendo que los niños aprenden jugando.

Te presentamos esta lista con 7 elementos importantes para asegurarte de que tu hijo visite parques infantiles que le ayuden a divertirse, y además, le aporten beneficios que se verán reflejados en el desempeño en el salón de clases y en la vida en general.

1. Columpio

A los niños les encanta la sensación de volar en un columpio, desarrollar movimientos coordinados y fortalecer sus brazos, piernas y tronco. Además, balancearse en un columpio:

  • Relaja y calma.
  • Ayuda a desarrollar habilidades para resolver problemas.
  • Mejora la capacidad del cerebro para procesar información sensorial.

El columpio es una gran actividad para ayudar a desarrollar el sistema vestibular de un niño. Los niños que tienen un sistema vestibular poco desarrollado pueden no tener una sensación de equilibrio o no sentirse conectados a tierra. A menudo, su equilibrio está desactivado y es posible que necesiten actividades como el balancearse en el columpio para ayudar a desarrollar este sistema.

Asimismo, el balanceo ayuda a promover la concientización de todo el cuerpo y la coordinación corporal, como saber dónde están tus dedos en relación con tu cuerpo. Las actividades como escribir, colorear y recortar requieren la conciencia de todo el cuerpo.

2. Deslizadero

Este elemento enseña el juego cooperativo y fomenta la interacción social. Además, deslizarse:

  • Promueve la flexibilidad de la pierna y la cadera, previniendo el sentado en “W” en niños
  • Fomenta la cooperación y aprende a seguir instrucciones.
  • Desarrolla habilidades de pensamiento crítico.

Deslizarse también promueve la conciencia espacial. Un niño con problemas de conciencia espacial puede tener dificultades para seguir instrucciones. Pueden tener problemas con el espacio entre las letras, colocando la primera letra en la parte superior de la página y la siguiente en la parte inferior.

3. Elemento de escalar o trepar

Los niños necesitan entornos de juego que desafíen, e incluso suponen un grado de riesgo percibido, lo que les permite desarrollar la fuerza y ​​el tono muscular y poner a prueba sus habilidades. Además, escalar o trepar:

  • Mejora la conciencia espacial: saber dónde poner las cosas en el papel cuando hacen un proyecto
  • Ayuda a desarrollar el sistema vestibular: coordina los movimientos oculares con la cabeza, lo que ayuda cuando se copia de una pizarra y se lee en una página.
  • Los niños que se encogen a menudo tienen un tono muscular deficiente en los brazos, piernas y troncos. La escalada ayuda a fortalecer estos músculos y aumentar la resistencia.

Las habilidades de percepción visual también se agudizan a través de la escalada. Las habilidades como ordenar elementos, armar rompecabezas, construir con bloques, juegos de memoria y juegos de combinación requieren habilidades de percepción visual.

4. Pasamanos

El pasamano, que utiliza un movimiento rítmico del cuerpo para pasar de un peldaño al otro, mejora la resistencia de los niños y la coordinación de las manos y los ojos. Además, los pasamanos:

  • Fortalece la parte superior del cuerpo para que los niños puedan sentarse cómodamente en una mesa.
  • Desarrolla conciencia kinestésica o conciencia de nuestro propio movimiento, dando a los niños una mejor comprensión del espacio personal.

También se traduce en el aula para ayudar a los niños a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de conflictos. Por ejemplo, un niño tiene que descubrir la mejor manera de ir del punto A al punto B.

5. Rueda

La rueda proporciona a los niños una rica estimulación sensorial, control postural e interacción social. Además, girar en la rueda:

  • Desarrolla conciencia kinestésica, ayudando a los niños a saber dónde están en línea.
  • Mejora el desarrollo cognitivo.
  • Permite un mejor tono muscular y resistencia.

Qué gran manera para que los niños comprendan la velocidad, la fuerza y ​​la dirección. Ponga a un grupo de niños en una rueda y déjelos sentir el movimiento juntos. ¡Podrías escuchar gritos de alegría mientras giran cada vez más rápido!

6. Elemento de equilibrio

Los niños que aprenden a mantener un buen equilibrio y estabilidad a una edad temprana comprenden mejor la conciencia y la coordinación del cuerpo, lo que se traduce en una mejor concentración. Además, el equilibrio:

  • Mejora el desarrollo cognitivo, introduciendo principios mecánicos.
  • Fomenta el juego de simulación y el aprendizaje para turnarse.
  • Fortalece los músculos y mejora la resistencia.

Las actividades de equilibrio ayudan a los niños a comprender conceptos como la gravedad, el equilibrio y los contra pesos, habilidades esenciales para muchos deportes. Mira como los niños caminan en una barra de equilibrio. Descubren cómo moverse hacia adelante sin caerse, extendiendo los brazos, moviendo un pie delante del otro o simplemente deslizándose.

Las actividades de equilibrio promueven la interacción social y el juego de simulación

7. Sistema sensorial

Un parque infantil con sistema sensorial estimula la imaginación de los niños y fomenta la interacción social, ayudándolos a experimentar el mundo. Además, el sistema sensorial:

  • Desarrolla los sentidos: determina si algo es frío, húmedo, caliente, agudo.
  • Ayuda a desarrollar el sistema auditivo de un niño. A los niños con trastornos del procesamiento sensorial a menudo les gustan los tonos profundos, en lugar de los altos.

Las actividades de juego ayudan a fortalecer los músculos de los ojos, brindando a los niños la capacidad de ver las diferencias entre objetos similares.

Trasladar el juego al salón de clases

Las actividades de juego en general ayudan a los niños a desarrollar habilidades motoras gruesas y finas, ambas necesarias para el aprendizaje en el salón de clases. Lo que quizás no es evidente es que el juego también ayuda a los niños a:

  • Aprender a trabajar en grupo, desarrollando habilidades sociales.
  • Aprender a cuidar de sí mismos.
  • Obtener un sentido de logro y orgullo.
  • Aumentar su autoconfianza.
  • Aprender a resolver problemas sin que alguien les diga cómo hacerlo y aumentar sus propias habilidades para tomar decisiones.

¡El parque infantil es un aliado en el desarrollo de los niños, brindando infinidad de beneficios a través del juego y la diversión!

Coordinación de Comunicaciones

Fuente: playgroundprofessionals.com