Jugar al aire libre es una actividad que le permite a los niños explorar su entorno, aprender sobre la naturaleza, fomentar las habilidades motrices tanto finas como gruesas, así como desarrollar fuerza y ​​coordinación. Además, promueve el bienestar y el desarrollo físico y social de los niños.

Sin embargo, a medida que el mundo se vuelve cada vez más «conectado» digitalmente y las pantallas se adaptan perfectamente, incluso en las manos más pequeñas, lograr que los niños participen en el juego físico y al aire libre, se ha convertido en una batalla para muchos padres, maestros y niñeras.

Jugar “en línea” no une a los niños de la misma manera significativa que el juego en el parque infantil. Las redes sociales y los juegos de rol estimulan a los niños a crear identidades falsas y eliminan las oportunidades de pensamiento crítico y solución de problemas que ocurren naturalmente en el mundo real. El juego interactivo al aire libre, sin embargo, puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales, cognitivas, motrices y conductuales que les durarán toda la vida. Sin duda el parque infantil juega un papel muy importante al evocar esas valiosas experiencias de aprendizaje.

El poder del parque infantil

Mientras juega en el parque infantil, un niño puede experimentar desde el juego social y cinético hasta el juego imaginativo. Un parque infantil cuidadosamente diseñado les permite a los niños socializar con otros, participar en juegos activos y físicos, aprovechando su imaginación. Estos espacios fomentan la socialización, la actividad física y la exploración de la gestión de riesgos, además brindan a los niños la oportunidad de trabajar juntos, interactuar unos con otros y explorar los límites. Los niños pueden comunicar cómo turnarse en cada atracción, lo que les ayuda a desarrollar sus habilidades para resolver problemas.

Para alejar a los niños de las actividades tecnológicas disponibles en la actualidad, los espacios de juego al aire libre deben ser nuevos y emocionantes. El parque infantil debe evolucionar continuamente para mantenerse relevante y fresco para los niños de hoy y captar su atención.

En las últimas dos décadas, muchos niños, y especialmente niños mayores, se han vuelto desinteresados ​​en los parques infantiles. Si bien en parte esto se debe a una revolución tecnológica, también es el resultado de equipos de lineales obsoletos y aburridos. Pero si nos tomamos el tiempo para reconsiderar los espacios de juego y elegir nuevos equipos que satisfagan las necesidades e intereses de esta generación, podemos hacer que los niños vuelvan a salir al aire libre para volver a conectarse con el juego en el parque infantil.

Sin duda, el juego es un factor de unión y la creación de espacios donde los individuos pueden reunirse, jugar, descubrir y disfrutar de estar juntos en sus propios términos es algo que todos los niños merecen.

En consecuencia, nuestro trabajo se enmarca en transformar lugares en espacios mágicos con el diseño de juegos infantiles desafiantes, atractivos, innovadores, seguros y de calidad para alentar a los niños a salir al aire libre y jugar.

 

Coordinación de Comunicaciones

Fuente: playgroundprofessional.com