Una zona infantil o parque infantil al aire libre les brinda a los estudiantes un lugar para ejercitarse libremente, relajarse de largas horas de estudio e interactuar con sus compañeros al tiempo que desarrollan habilidades sociales y físicas. Por tanto, debido a que es una parte tan vital de la experiencia escolar, muchos lugares buscan mejorar y/o remodelar las zonas infantiles en los colegios, generando importantes beneficios que sin duda, impactan positivamente a los estudiantes y a las instituciones educativas en más de una forma.

A continuación, resaltamos 4 beneficios:

Brinda un lugar más seguro para los estudiantes

La seguridad de los niños durante el uso de la zona infantil es un aspecto que no se puede dar por sentado, por el contrario, debemos estar atentos a que el riesgo de accidentes esté minimizado significativamente, y esto lo podemos medir con que la zona cumpla con: áreas de seguridad entre los diferentes elementos que se encuentre en la zona infantil, materiales, desgaste, diseño, entorno, calidad, etc.Una zona infantil nueva o remodelada debe estar centrada no solo en la diversión sino en la seguridad que tengan los niños durante su uso, ya que un parque infantil viejo, desgastado o con materiales y diseños que no fueron concebidos bajo los estándares de seguridad, representa peligro para los niños.

Permite más ejercicio físico

Si no hay un lugar adecuado para que los niños jueguen al aire libre, es probable que los maestros eviten salir a hacer ejercicio durante el día. Es importante que los estudiantes mantengan un cierto nivel de actividad física; cuando hay un parque infantil atractivo para usar, todos los involucrados pueden beneficiarse. Los estudiantes pueden ejercer toda su energía  y los maestros pueden tomar un descanso muy necesario y a su vez, aprender y enseñar en un espacio diferente, al aire libre y divertido como la zona infantil.

Hace que las instituciones educativas sean más atractivas para los estudiantes potenciales y a la vez para sus padres

Los padres de estudiantes potenciales deben saber que un colegio o institución educativa se esfuerza constantemente por mejorar. Incluso las remodelaciones simples pueden marcar una gran diferencia en la apariencia de la escuela y pueden hacer que se vuelva un lugar más atractivo para enviar a un niño a recibir su educación allí. Aún más cuando cuentan con espacios de diversión al aire libre, con parques infantiles diseñados y fabricados con los más altos estándares de diseño, seguridad y calidad.

Crea un sentido de comunidad

Un esfuerzo colaborativo entre padres, estudiantes, maestros, administradores y la junta escolar ayuda a crear un sentido de comunidad. La escuela, el colegio o la institución educativa pueden lanzar la remodelación de la zona infantil como un proyecto de mejora grupal. Esto puede ayudar a que todos sientan que tienen un papel importante que desempeñar y que la experiencia valdrá aún más la pena para la institución. Incluso puede hacer que los padres y los estudiantes participen en proponer ideas, guía para el diseño, colores o la recaudación de fondos para que el proyecto se desarrolle sin problemas.

Mejorar cualquier parte de una escuela tiene muchos beneficios y la zona infantil es una de las más importantes, al pensar en el colegio, casi todos recordamos haber jugado en el parque infantil, por eso, cada institución educativa debe esforzarse por hacer que la zona infantil sea segura, divertida y atractiva.

Para los colegios interesados ​​en este tipo de proyecto, puede ser una buena idea tratar de lograr la participación de la comunidad. Cuando todos trabajan juntos para alcanzar una meta común y la remodelación de un parque infantil puede ser un gran éxito.

¡Empiece a investigar ideas hoy para construir la zona infantil con la que sueñan todos los niños!

Nosotros podemos ayudarle a desarrollar esta iniciativa.

Fuente: playgroundprofessionals.com

Dirección de Mercadeo